Estética dental y salud: conoce todo sobre la ortodoncia

Tener la sonrisa perfecta ya no es hoy en día un imposible gracias a los avances de la tecnología dental. Y la ortodoncia es precisamente, la ciencia que se encarga de dejarnos unos dientes perfectamente alineados y saludables. Sepamos de qué se trata en esta nota.

Quién no sueña con tener esa sonrisa perfecta que sale en el comercial de cepillos o pastas dentales. Para mí por lo menos fue, durante un tiempo de mi temprana juventud, una obsesión. Me atormentaba ver al espejo mis dientes desalineados y pensaba, a mis 13 años que iba a fracasar en mi vida sentimental y en todo.

Sin embargo, sucedía que en esos tiempos, los avances en tecnología dental no eran tan impresionantes como hoy en día, y llevar los famosos brackets (o braces) era prácticamente una carta pase para que los compañeros de escuelas se burlaran de uno. Ese fue el motivo por el que no fue sino hasta que cumplí los 30, que me animé a cumplir ese viejo sueño de alinear mis dientes.

Hoy en día, me alegro de ver que la cosa ha cambiado radicalmente: usar brackes es incluso una moda y las posibilidades estéticas de llevarlos nos permiten muchas e interesantes opciones, por ejemplo, brackets transparentes, cerámicos, de colores, ligadura de colores, invisibles, fijos, removibles, etc., con lo que. no solo el tratamiento se reduce. Asimismo, los precios son mucho más asequibles y las formas de pago mucho más variadas.

Por ello, si piensas que es demasiado tarde para ti, o si alguno de tus hijos, o familiares quiere mejorar su estética y su salud en general, no lo pienses más y entérate de todo lo que hay que saber sobre esta ciencia.

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia se considera una ciencia en sí misma y que consiste no solo en la reparación de las llamadas maloclusiones (dientes chuecos o torcidos) sino que abarca la malformación, estructura, relación y funcionamiento de las piezas dentales y maxilares y faciales.

Esto quiere decir en cristiano, que la ortodoncia no solo trata de corregir los dientes chuecos, sino que busca la armonía estructural y de salud que nos permita tener nuestras piezas dentales, los maxilares y la estructura facial en buen estado y óptimo funcionamiento, tanto para sonreír como para hablar y comer.

Muchas veces no nos damos cuenta, pero no hablamos correctamente, y muchos de los problemas estomacales que sufren muchos pacientes, se debe a que, los dientes en mala posición no cumplen cabalmente con su función de triturar los alimentos; es todo ello lo que trata de corregir la ortodoncia; ¿cómo? mediante un sistema de fuerzas combinadas.

La duración del tratamiento varía dependiendo de cada caso, sin embargo, el tiempo promedio es de dos años, siempre que el paciente cumpla con asistir regularmente a sus controles odontológicos.

¿Cómo funciona la ortodoncia?

El sistema más empleado por los ortodoncistas es el de la ortodoncia fija y que consiste en la colocación de los conocidos brackets, braces o frenillos, los cuales se adhieren a los dientes mediante un pegamento especial. A esto se le suma un sistema de piezas accesorias, como los arcos (los alambres que atraviesan los brackets de lado a lado de los dientes), las ligas, las cadenas, (piezas plásticas similares a las cadenas de metal) con que se asegura el bracket al diente, las bandas (una especie anillos de metal que se colocan alrededor de los molares, es desde allí de donde se ejercerá la fuerza que irá moviendo los dientes a su posición correcta).

El otro tipo de sistema empleado en ortodoncia es el removible, aunque causará menos molestias al usarse por menos tiempo al día, prolonga más el tratamiento y solo se recomienda para casos sencillos de maloclusión.

Existen métodos diversos en la corrección de la posición de los dientes y los maxilares, dentro de la ortodoncia fija y removible; todos ellos conducen al feliz resultado que queremos ver: una hermosa y saludable sonrisa. Sin duda es un tratamiento necesario y que en mucho vale la pena.

Tipos de brackets

Esta es una de las cosas que muchos, quienes temen practicarse la ortodoncia, se preguntan. Pues, te cuento que ahora hay tipos de brackets para todos los gustos: verse antiestético con ellos ya es cosa del pasado:

  • Comunes: o convencionales. hechos de metales resistentes a los ácidos salivales y de los alimentos. El tipo monobloque es el más usado por su eficiencia. necesitan de las ligas para unir el arco a ellos. Justamente estas ligas, hoy en día se suelen usar de colores. Esta moda es muy popular entre gente joven.

Brackets con ligas de colores

  • Los acrílicos. Considerados los brackets “estéticos” pues se disimulan mejor. En este rubro también están los de cerámica y los de zafiro. Estos se han vuelto muy populares hoy en día pues son transparentes y no se manchan con el uso. Los otros sí corren el riesgo de amarillearse, po lo que hay que tener cuidado con las comidas, especialmente las oscuras.
  • Brackets linguales. Forman parte de una novedosa técnica en la que estos se colocan en la parte posterior de los dientes, haciéndolos totalmente invisibles.  Lo malo es que causan muchas molestias al hablarr o mover la lengua.
  • Autoligado: este novedoso tipo de bracket hace que se acorte el tiempo inicial del tratamiento, ya que su estructura, que no necesita de ligas (tiene una tapita que se cierra cuando pasa el arco por la ranura), hace que el arco no friccione demasiado distribuyendo mejor la fuerza entre los brackets y de este modo, logrando que los dientes se muevan más rápido.

Brackets convencionales e invisibles

Todos estos tipos de brackets ofrecen resultados óptimos en mayor o menor tiempo, pero siempre con eficacia. Y aunque al comienzo pueda ser molesto para ti el llevarlos, por la fricción inicial de las paredes internas de la boca, con el tiempo te acostumbrarás.

Las técnicas de ortodoncia, además, van en constante avance, por ejemplo, se publicita mucho últimamente la llamada “ortodoncia rápida” o Sistema Wilckodontics, que promete un tratamiento reducido a 8 meses.

Según esta técnica, también llamada “ortodoncia osteogénica rápida” mientras que la ortodoncia convencional hace que perdamos calcio en las zonas en que los brackets hacen presión,( debilitándolo a la larga), el sistema Wilckodontics, focaliza la pérdida de calcio alrededor de la raiz del diente, haciendo que este se desplace más rápido.

Brackets linguales

Luego de esto, estas zonas se regeneran en este mineral y el diente queda en posición correcta. Interesante, ¿no?

En fin, como puedes ver tienes muchas opciones para elegir, y por fin, decirle sí a una linda sonrisa. Consulta con un ortodoncista, la que más te convenga, en cuanto a estética, presupuestos y calidad del tratamiento.

Imagen: Alejiitha, ElBlogdelDoc, DamonSystem, DoctorHO&Associates, Activweb, Orthosky.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en