Cómo debemos alimentarnos para cuidar nuestros dientes

Todos sabemos cuáles son los alimentos que mejor sientan al estómago, somos conscientes de lo que no debemos comer en exceso, de noche o simplemente lo que hay que eliminar de nuestra dieta. ¿Sabías que lo mismo ocurre con nuestros dientes? Ciertos alimentos pueden ser realmente nocivos para la dentadura.

Nuestro dentista es quien debe especificar si somos propensos a las caries, si nuestras encías son sensibles o si tendemos a acumular mayor cantidad de sarro. Pero también debemos seguir ciertas recomendaciones generales que harán que el buen estado de nuestra dentadura se prolongue a lo largo del tiempo, evitando así tener que recurrir a arreglos bucales antes de lo debido.

Evita las bebidas con gas

El azúcar y los ácidos de los refrescos o bebidas gaseosas pueden producir caries. Las versiones light a pesar de no contener azúcar, sí tienen ácidos que contribuyen al desgaste del esmalte. Por lo tanto, un refresco de vez en cuando no tiene porque afectar tus dientes, pero incluirlo en tus comidas todos los días, sin duda lo hará.

Cuidado con los alimentos ácidos

La boca tiene un pH neutro, cuando comemos alimentos ácidos este pH baja y nuestros dientes se encuentran desprotegidos. Por otro lado, los ácidos generan en la boca un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias que causan la caries. La lima, el limón, naranja (entre otros cítricos) y los encurtidos, son ejemplos de alimentos ácidos que debemos comer con moderación.

Puedes masticar chicle

¿Sabías que el masticar estimula la salivación y que la saliva protege los labios, la lengua y los dientes ante las bacterias? Por ello, masticar chicle puede ayudar  a las persona con alto riesgo de caries. El único inconveniente es que masticar chicle constantemente y producir salivación favorece la gastritis.

 

Elige chicles que contengan xilitol, el único tipo de edulcorante que, además de no perjudicar los dientes, los protege contra la caries. Esto ocurre porque a diferencia del azúcar y de otros edulcorantes, no alimenta las bacterias que hay en la boca y que producen caries.

Adiós alimentos pegajosos

Como chocolates, gomas con azúcar, etc., son los más perjudiciales porque contienen mucho azúcar y se quedan pegados a la superficie de los dientes, dañando el esmalte.

Opta por una dieta variada

El azúcar se encuentra en muchos alimentos que no pensamos como la leche, pan, cereales o verduras y no debemos prescindir de ninguno de ellos, porque es fundamental llevar una dieta equilibrada y variada. Esto no es ninguna novedad, pero si hablamos de la dentadura debemos decir que una alimentación variada también contribuye a reforzar el sistema inmune para que pueda defenderse ante cualquier infección en la cavidad bucal.

Bebe jugos con cañita

Los zumos naturales, en especial si son ácidos como los de limón, naranja o uva, pueden dañar el esmalte de los dientes. Para que no te quedes sin disfrutar de un nutritivo jugo de frutas, bébelo con una cañita (pajilla o popote), así disminuirás el contacto de los dientes con los ácidos del zumo. Eso sí, decántate siempre por lo natural, ya que los jugos artificiales tienen un alto contenido de azúcar que también afecta el buen estado de tu dentadura.

No es para nada difícil cuidar tu dentadura y estar súper saludables. Como tip final, te recomiendo que comas manzana a diario, porque te ayudará a limpiar tu dentadura y a fortalecer tus encías.

Fuente: Revista Clara Enero 2012, Alimentación Saludable 2011.

Imágenes: EsMas, TuCocinayTu, 360Minutos, LosArcos, JamesNava, CocinamosenlaEscuela.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados