Cómo debo alimentarme si voy al gimnasio

Ir al gimnasio supone muchas cosas, entre ellas querer bajar de peso, tornear nuestros músculos y destresarnos. Todo esto sin dejar de hacer todas las otras otras cosas que hacemos durante el día como estudiar, trabajar y divertirnos con nuestras amigas o pareja.

Hacer ejercicio es excelente para nuestra salud, pero ¿qué pasa si no nos alimentamos correctamente? La respuesta es que en vez de hacerle un bien a nuestro cuerpo lo destruimos poco a poco. La explicación es sencilla, al ir al gimnasio o hacer cualquier tipo de actividad física nos desgastamos, perdemos agua, sales, calorías y nutrientes que nuestro cuerpo necesita para seguir funcionando y si no recuperamos lo perdido el cuerpo se resentirá y podemos sufrir desde desmayos hasta enfermedades como la osteoporosis y caer en extremos como la anorexia o la bulimia.

Ahora, ¿qué necesita tu cuerpo para que te alimentes de una forma saludable? Toda persona, sedentaria o activa, necesita cierta cantidad de minerales, vitaminas, glúcidos, lípidos, proteínas y agua. En el caso de las personas que realizan actividad física, no es necesario comer como pajarito si lo que se desea es bajar de peso o mantenerse, recuerda que no solo depende de la cantidad, sino de la calidad de los alimentos que consumes.

¿Qué alimentos puedo y debo consumir si voy al gimnasio?. Pues bien, primero hay que recalcar que no tienes que estar bajo un régimen de dieta estricto. Segundo, una persona que realiza actividad física tiene que consumir más minerales, vitaminas y proteínas que un sedentario. Toma nota de los siguientes tips que debes seguir para alimentarte de manera correcta y sin subir de peso:

  • Es importante incluir hidratos de carbono en nuestra alimentación ya que son estos los que nos proporcionan energía. Entre los alimentos que contienen este elemento tenemos a las frutas, vegetales, granos, los cereales y sus derivados como las harinas y las pastas. De preferencia consume garbanzos, fresas, naranjas y cereales en su versión integral. Recuerda que si no quieres subir de peso debes consumir estos alimentos (y sobre todo los últimos) con moderación y saber con qué combinarlos.
  • Consume proteínas como pescados, huevos, carnes magras y frutos secos.
  • Las grasas saturadas y el colesterol están prohibidos. En vez sumergir un trozo de pollo en aceite regular o de oliva, es preferible que lo cocines a la plancha o a la olla. Esto se debe a que, a la larga, este tipo de grasas malas pueden producirte enfermedades al corazón y cáncer de colon. Además si lo que quieres es controlar tus calorías, este tipo de comida no es la adecuada ya que contiene el doble de calorías que la misma cantidad de hidratos de carbono.
  • Come frutas, vegetales y cereales integrales, éstos son importantes en una dieta diaria ya que proporcionan fibra a tu cuerpo, lo cual ayuda a evitar problemas como el estreñimiento o males gastro intestinales. Además, aportan un bajo número de calorías y muchas vitaminas y minerales.
  • Azúcares, sal y sodio: Estos tres elementos se deben consumir con moderación. El primero aporta muchas calorías y casi nada de nutrientes; los dos últimos en exceso te podrían causar presión alta.

Partiendo de estos consejos puedes hacer que tu alimentación sea sana y adecuada para la actividad física que estás realizando. Si deseas hacer dieta, consulta con un profesional y nojuegues al nutricionista ya que tu salud se podría ver afectada y revertir los daños que has hecho con tu cuerpo será aún más difícil que perder unos cuantos kilos.

Fuentes: AlimentaciónSana.ar, SaludyDeporte.com, Wikipedia, EnBuenasmanos.com, AlimentacionSana.ar

Imágenes: Balnerios.bz, Diabetesonline.com

Tags Blogalaxia: Salud, Alimentación sana, Actividad física.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en