Ejercicios para tratar el lumbago

Hacer un esfuerzo físico mayor al que deberíamos tiene inevitables consecuencias para nuestra salud. Una de las más típicas es el lumbago, que, como su nombre lo indica, afecta a la zona lumbar o parte inferior de la espalda baja. Así mismo, este dolor viene acompañado de contracturas musculares y dificultad de movimientos que también puede comprometer a las cadera, nalgas y piernas.

linealumbago

A pesar de que esta afección se convierte en crónica, el dolor va pasando días después (de una a dos semanas) de ocurrida la última molestia. Paradójicamente, el ejercicio -cuyo exceso es causante del lumbago- también forma parte del tratamiento, solo que realizado a un ritmo suave, el cual debe suspenderse hasta el día siguiente al más mínimo signo del dolor.

A manera de ejemplo para el tratamiento lumbar les presento la siguiente rutina:

  • Pongámonos de pie con la espalda recta, los pies juntos y los brazos pegados al tronco. Así debemos flexionar el cuerpo lateralmente, haciendo que el brazo izquierdo se deslice suavemente a lo largo de la pierna izquierda. Se repite lo mismo de la parte derecho, alternando los movimientos de cada lado.
  • Colocándonos a gatas sobre el suelo hay que tratar de arquear la espalda lo más que podamos y luego invertir la posición, como si intentáramos ahuecarla.
  • Después de algunas repeticiones del ejercicio anterior, sentémonos en un taburete con la espalda recta y los brazos pegados a las piernas separadas. De esta manera podremos realizar rotaciones con el tronco, de izquierda a derecha y viceversa lo más lento que podamos.
  • Para terminar, debemos tendernos boca arriba sobre una colchoneta y tratar de llevar la cabeza y los hombros lo más alto que podamos, pero sin excedernos (repitámoslo las veces que creamos conveniente).

Esta rutina de ejercicios no es una imposición, sino más bien un conjunto de movimientos sugeridos para aliviar el dolor lumbar. Por ello no hay una cantidad mínima de repeticiones ni series (de preferencia, consultemos con un rehabilitador físico cómo llevarlos a cabo). Así mismo, podemos complementarlos con una terapia de rayos infrarrojos sobre la zona afectada.

Fuente: Mujeractual.com

Imagen: ViviendoSanos.com

Tags Blogalaxia: Salud, Ejercicios, Espalda, Lumbago.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).

Visítanos en