Cómo prevenir y combatir la conjuntivitis

En el verano, debemos cuidarnos de muchas enfermedades, entre ellas, la conjuntivitis, una infección a los ojos que, de no combatirla y prevenirla, puede causarnos serias complicaciones.

Los males oculares suelen ir en aumento en los veranos, sino, pregúntenme queridas lectoras, cómo me fue hace unos cinco años, cuando, luego de mi última clase de natación en medio de un febrero ardiente y soleado, empezó a picotearme el ojo derecho. No le hice caso y pensé que era por el cloro de la piscina. No estaba muy lejos de la verdad.

Más tarde, la picazón se intensificó, cuando me miré al espejo vi que el ojo se había enrojecido, la parte blanca parecía un mapa con ríos y lagunas. Como era domingo no tuve chance de ir a verme a ningún médico. Lo cierto es que en plena madrugada me desperté, pues me lagrimeaba el ojo y lo sentía raro. Cuando quise abrirlo no pude, así que me asusté y fui a verme al espejo. No lo podía creer.

El ojo se había inflamado tanto que parecía que se iba a salir. Me había dado una conjuntivitis severa, así que, a primera hora tuve que ir de emergencia a la clínica, donde, afortunadamente trataron mi condición con medicamentos y gotas. A las dos semanas mi ojo estaba curado.

¿Qué había ocasionado mi conjuntivitis? era una suma de cosas. Una de ellas fue el uso de la piscina pública, la cual contenía excesivas cantidades de cloro. La otra es que se había desatado una suerte de epidemia estacional, de la yo fui una de las víctimas.

Un mal que aparece más en verano

La conjuntivitis, es, con la infección urinaria y los males estomacales, parte de un conjunto de dolencias que suelen aparecer con más frecuencia en el verano. En el caso de la conjuntivitis, debemos tener mucho cuidado, pues la visión es uno de los órganos más delicados, y más proclives a enfermarse.

Este mal se define como la inflamación de la conjuntiva (la membrana que cubre la parte interior del párpado y la parte blanca de nuestros ojos)

Las causas son diversas, por ejemplo puede deberse a la presencia de un virus que se extiende por el contacto con una persona u objeto tocado por alguien infectado. También por químicos, como el cloro de las piscinas o algún agente súper irritante.

El uso prolongado de lentes de contacto puede ser otra de las causas de la conjuntivitis. la entrada de un objeto externo al ojo, aun cuando lo untemos con su líquido especial, a la larga causa irritación. Y seguro habrás conocido personas quienes suelen usarlo casi coo si fuera parte del cuerpo. Yo conocí a una amiga que ni para dormir se los quitaba. Los lentes de contaxcto cosméticos están muy en boga, y sin el adecuado cuidado, pueden desencadenar en una irritaciópn severa de la conjuntiva.

 

El uso de las piscinas es otra de las causas de la conjuntivitis, una de ellas es por el cloro que contienen. Algunos dueños de centros de esparcimiento, donde hay piscinas suelen abusar del cloro, para desinfectarlas, pero con la consecuencia de que dañan nuestros ojos y los irritan. Yo recuerdo que, aquella piscina en que me contagié, el profesor de natación nos obligaba a bucear con los ojos abiertos en lugar de recomendarnos que usáramos lentes para natación. Error fatal.

En el verano suelen aparecer virus que afectan las conjuntivas. En el Perú, hace unos años, se extendió una epidemia de conjuntivitis en el verano, que afectó a muchos, quienes tenían contacto con personas infectadas.

Cómo prevenir y combatir la conjuntivitis

Lo mejor que podemos hacer para enfrentar la conjuntivitis es prevenirla. Para ello te alcanzo algunos consejos, en parte, basados en mi propia experiencia para que no tengas que pasar por esas dos semanas de tratamiento en que tendrás que evitar la calle, la TF, la computadora, la playa, piscina y todo lo que sea una amenaza para tus ojos. Aquí te doy mis tips:

  • Lávate las manos con frecuencia. El secreto para librarse de toda epidemia es andar con las manos limpias. En los pasamanos de los buses, escaleras, las paredes de ascensores y oficinas, manijas de puertas, mouses y teclados de PC se alojan muchos virus y bacterias que, sin querer, te puedes llevar a los ojos. Con agua y jabón los eliminas.
  • Protege tus ojos. La luz del sol, el cloro de las piscinas y otros agentes medioambientales pueden irritar la conjuntiva, usa lentes de sol y/o lentes de natación si vas a nadar en playas o piscinas.
  • No compartas prendas de uso personal, como toallas o pañuelos a menos que estos sean desechables.
  • No te toques los ojos. Si te pican o algo, usa un papel descartable o el dorso de la mano (que no está en contacto con las cosas). De otro modo, lávate bien las manod priimero.
  • No uses por demasiado tiempo los mismos cosméticos, pues pueden terminar irritándote la vista.
  • No abuses de los lentes de contacto. Quítatelos para dormir o cuando llegues a casa, sobre todo si son cosméticos. Sigue estrictamente las instrucciones de uso, y si te es necesario usarlo por mucho tiempo, lubrícatelos bien y límpialos bien.

Si ya te han diagnosticado la conjuntivitis

  • No temas, en dos semanas se cura, siempre que sigas los consejos de tu médico. eso sí, nada de PC, tele, salir a la calle y exponerte al sol, ni playa ni piscina.

  • Alivia las molestias de tus ojos con compresas de toallas tibias sobre los párpados cerrados.
  • Aplícate las gotas que te receten en el horario estricto que se te ha indicado.
  • Un secreto para disminuir el efecto de este mal es, una vez que comiencen los síntomas, prepara una infusión de té puro y lávate los ojos con esta, cuando esté tibio-fría. Desinflamaŕa el ojo y la irritación se irá.

Con estos consejos le dirás adiós a esta enfermedad molesta.

Imagen: Loleo.esGizmodo, AprenderaPensarEnfermedades, RaulHernandezGonzales.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.