Rutina de ejercicios con máquinas: pilates reformer

El método pilates fue creado en los años 20 por Joseph Pilates. Esta disciplina mezcla el yoga y las artes marciales. Hace algunos años los principales seguidores de este deporte eran celebrities, como Madonna, Julia Roberts o Jodie Foster, sin embargo, cada vez más personas se animan a incursionar en el mundo del pilates.

Beneficios del pilates

Estos son algunos de los principales beneficios de hacer pilates. No nos olvidemos que cualquier disciplina deportiva llevará a una mejora en el estado mental, disminuye el estrés, te ayuda a dormir mejor y te pone de un mejor humor.

  • Tonificación

La gran ventaja que le veo al pilates es el hecho de que te ayuda a desarrollar músculos alargados y finos. No se crean músculos abultados y marcados, sino, por el contrario, súper femeninos. Al tener unos músculos desarrollados adecuadamente, tendremos una mejor postura, la que te llevará a disminuir dolores de espalda y cóccix.

  • Agilidad y flexibilidad

Dile no a la vida sedentaria. Al practicar pilates vas a ir adquiriendo flexibilidad y agilidad, no solo para esta disciplina, sino para todo lo que desempeñas durante el día. Además, aumentar la flexibilidad ayuda a evitar posibles lesiones y contracturas.

  • Densidad ósea

El realizar pilates fortalece nuestros huesos y esto ayuda a prevenir la osteoporosis, aumentando la masa ósea y evitando el riesgo de fracturas.

Tipos de máquinas de pilates

Existen cuatro máquinas para hacer pilates. Esta son las siguientes:

  1. Barril: especialmente para estirar la zona de la columna vertebral.
  2. Silla: sirve para potenciar la resistencia en las piernas y abdominales bajos.
  3. Trapecio: es una estructura en la que nos colgamos para trabajar diferentes partes del cuerpo. Un dato que me resultó bastante interesante es que Joseph Pilates, el creador de este método, concibió la idea de un trapecio al servir de enfermero en campos de concentración; ¡usaba las camas del hospital para ejercitarse!
  4. Reformer: este último es el más conocido. Es la cama de pilates, y está constituida por rieles y poleas que manejan la resistencia. Las puedes encontrar en escuelas exclusivas para esta disciplina o tener una versión más reducida, en cuanto a peso y tamaño, en casa. De esta última máquina desarrollaré las rutinas a continuación.

Rutinas con Pilates Reformer

Seguramente, cuando pensamos en pilates, se nos viene a la mente un ejercicio pausado, relajante y fácil, sin embargo, no es tan sencillo como parece. Mi mamá hace más de un año que se encuentra practicando pilates en una escuela especializada. Ella me ha contado que es un trabajo bastante intenso y que requiere de bastante paciencia.

Comenzó usando el barril y la silla, y poco a poco fue comenzando a realizar rutinas en la cama Pilates Reformer. Si bien puedes comprar tu propia cama de pilates, lo más recomendable es que lo realices en un lugar especializado bajo la supervisión de un especialista. Un incorrecto ejercicio de esta disciplina puede llevarte a lesiones en la espalda o dolores en el cuello.

No hay rutinas marcadas para hacer pilates, son diferentes los movimientos que el instructor irá combinando dependiendo del tipo de resultado que deseas lograr. Antes de pasar a los movimientos, hay que recordar que la clave de una buena ejecución en pilates está en una correcta respiración de tipo abdominal. En este tipo de respiración se tiene que inhalar por la nariz y exhalar por la boca de manera relajada.

  • Piernas

Nos echamos sobra la cama de pilates y colocamos ambos pies sobre la barra de unos extremos. Al momento de inhalar, mantenemos un pie en la barra y con el otro, apuntamos hacia el techo. Exhalamos llevando el talón del pie que levantamos hacia la barra nuevamente sin tocarla. Puedes repetir este ejercicios de 10 a 20 veces en cada pierna.

  • Brazos

Esta vez nos sentamos en el Pilates Reformer con la espalda totalmente recta. Jalamos las bandas. En las primeras cinco repeticiones estiramos un brazo y flexionamos el otro. Hacemos cinco repeticiones para cada lado. Al momento de jalar, nuestra columna se inclina hacia el lado del brazo flexionado. Jalamos, inhalamos; soltamos, exhalamos.

Hay decenas de ejercicios para cada parte del cuerpo que irás descubriendo con tu instructor. Anímate a probar a hacer pilates, ¡cuando veas los resultados, no te vas a arrepentir!

Imágenes: 101 Exercises, Wellnessence, Planeta Pilates, OLX, Yogarosario, Tener buena salud

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en