Ejercicios para cuerpo de manzana

A veces comenzamos esforzadas dietas para perder algunos kilitos porque queremos ser como esa actriz o modelo que vimos en algún programa de televisión. Sin embargo, nos damos cuenta que por más que los perdemos, no lo hacemos en las zonas que nos gustaría y no conseguimos nuestro propósito inicial.

Eso depende en gran medida de nuestros genes, cada mujer tiene un tipo de cuerpo distinto por el que la grasa se acumula en ciertas zonas. ¿Has escuchado sobre las peras, los relojes de arena o los triángulos invertidos? Dentro de estas categorías se encuentra el cuerpo tipo manzana que maneja sus propias características y para el que también existen ciertos ejercicios físicos para trabajar tu cuerpo.

¿Cómo es el cuerpo tipo de manzana?

Para que aprendas a diferenciarlos, te ayudaré con una descripción corta de cada tipo de cuerpo. El de “reloj de arena” es el deseado por todas por que maneja un equilibrio entre la parte superior e inferior y tiene una cintura pequeña. En el de pera, la parte inferior tiene mayor acumulación de grasa y tiene hombros estrechos, pero su ventaja es que posee casi siempre un vientre plano. En el de “triángulo invertido”, los hombros son anchos y las caderas estrechas.

En el de “manzana”, sin embargo, tienen un busto amplio y la grasa principalmente se acumula en el abdomen. En un estudio realizado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte se encontró que el 46% de las mujeres tienen forma de manzana (esto se debe probablemente a una dieta basada en grasas y azúcar). Algunas famosas que tienen este cuerpo son Drew Barrymore, Queen Latifah o Kate Winslet.

Si este es tu caso, tal vez a veces te sientas un poco frustrada porque tienes que luchar con esos rollitos que se acumulan alrededor de tu cintura, en tus bracitos o en la papada. Sin embargo, te tengo buenas noticias: con algunos ejercicios y una buena dieta, equilibrarás las partes del cuerpo que necesitas para lograr mayor armonía.

Ejercicio aeróbico para un cuerpo tipo “manzana”

Lo primero es preocuparte por estar en forma, es decir estar en tu peso ideal. Una fórmula fácil para una mujer es que esté alrededor de 8 kilos menos de los centímetros que mide. Por ejemplo, si mides 1.65, tu peso debe estar alrededor de los 57 kilos. Si mides 1,70 m, debes pesar alrededor de 62 kilos. Estos cálculos no son exactos, pero la idea es que no te alejes más de cinco kilos de estos estimados.

Para una persona con cuerpo de “manzana” el ejercicio aeróbico es lo ideal porque a través de él se quema grasa y por tanto se baja de peso, a diferencia del ejercicio anaeróbico que busca desarrollar músculo.

Algunos ejercicios aeróbicos son la natación, el footing, montar bicicleta e incluso caminar (trata de hacerlo a paso ligero)… ¿alguno te atrae? Puedes comenzar implementando pequeñas caminatas antes o después de entrar a trabajar, a la hora de almuerzo.

Matrículate en alguna clase de natación o inscríbete en alguna maratón. Si se trata de correr, no te dediques a carreras de velocidad sino mas bien de resistencia. Otras buenas opciones son la elíptica, el spinning o los steps. Intenta practicar alguna de estas actividades por lo menos tres veces a la semana de 30 a 40 minutos cada vez.

En tu día a día, no le huyas a las escaleras o si usas auto trata de dejarlo estacionado unas cuadras antes de tu destino.

Ejercicios específicos para un cuerpo de “manzana”

Como la grasa se queda acumulada por encima de la cintura, la idea es que comiences a desarrollar los músculos de tus piernas y trates de quemar la que está en tu abdomen.

  • Para tu abdomen

Como te podrás imaginar unos abdominales después de tu rutina de cardio (ejercicio aeróbico) son básicos:

1. Para la parte superior, tirado boca arriba, con las rodillas flexionadas formando 90°  y tus brazos sobre la cabeza, trata de llevar tus codos a tus rodillas. Repite 20 veces por lo menos.

2. Para el abdomen inferior acostada en el piso sube tus piernas y luego bájalas sin tocar el piso. Repite otras 20 veces.

  • Para fortalecer piernas

1. Para fortalecer tus piernas haz de 20 a 30 sentadillas. Comienza erguida y con los pies separados. Flexiona las rodillas y cadera hacia abajo sin que tu columna pierda verticalidad, luego regresa a la posición inicial.

2. La zancadilla (o “lunge”) es otro ejercicio que te ayudará a fortalecer muslos y glúteos. Con los pies juntos y las manos en tus caderas da un paso con un pie hacia adelante flexionando ambas rodillas colocando las manos sobre la rodilla que está adelante. Mantén la columna recta y el abdomen contraído. Repite el ejercicio de 20 a 30 veces.

Como verás tienes que ponerle mucha voluntad para tener el cuerpo que deseas pero con un poco de esfuerzo lo conseguirás. También puedes ayudarte con la ropa que usas (vestidos corte imperio, blusas cruzadas, jeans de pierna recta o escotes en V profundo).

Imágenes: vivirsalud, cafescientificos, polyvore, openentrance, askmen, vandervalk, bellezafem, abdominales, bubblydiva, runstreet

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!

Visítanos en