Dolor después del ejercicio, ¡los mejores tips para combatirlo!

Creo que una de las cosas que más nos desaniman cuando comenzamos a hacer deporte es el dolor del que somos víctimas los primeros días. Definitivamente tiene que haberte pasado: tu primer día en el gimnasio, llegas feliz con tu ropita nueva comprada especialmente, las mejores zapatillas y comienzas con la rutina que te prepararon especialmente.  Te sientes satisfecha, sientes haber botado las toxinas que tenías acumuladas por años y por supuesto que mañana volverás para demostrarle al mundo lo disciplinada que eres.

Pero… ¡horror total! Al día siguiente no puedes levantarte de la cama porque hasta el último centímetro de tu cuerpo duele. La pregunta que surge de repente es: ¿No se suponía que el ejercicio consigue que uno se sienta mejor? Definitivamente no es esto lo que esperabas. Por ahí has escuchado comentarios como: “Debes alegrarte porque eso quiere decir que tus músculos están trabajando”, “el dolor demuestra que te estás esforzando” o “ese es el precio que tienes que pagar para ponerte en forma”.

El problema con todo esto es que el segundo o tercer día te cuesta el doble hacer ejercicio porque los dolores aún no han sucedido. ¿Qué puedes hacer?

El dolor después del ejercicio, ¿es normal?

Sí, lo es. ¿Había escuchado sobre el Sistema de Ácido Láctico? No quiero aburrirte mucho con explicaciones científicas. Pero cuando hacemos ejercicios en los que los músculos se esfuerzan, se producen varias sustancias en nuestro organismo. Una de ellas es el ácido láctico que es resultado del procesamiento del glucógeno (el que nos da energía). Ese ácido luego pasa al hígado para ser procesado nuevamente, pero los músculos en el proceso se vuelven “ácidos”. Cuanto más sedentaria hayas permanecido, el proceso tarda más y es lo que puede causar dolor (otra buena razón para la actividad física permanente).

Lo otro es que los tejidos musculares se “rompan”. Suena mal pero el trabajo de regeneración es automático así que no te preocupes mucho. Incluso cuando ya comienzas a  hacer ejercicio y un día trabajas un músculo diferente sentirás este dolor. Pero agradécelo, es el primer paso para saber que estás desarrollando musculatura que poco a poco y si eres disciplinada reemplazará completamente a la grasa.

¿Qué hacer ANTES de hacer ejercicio?

  • Jamás olvides calentar. Cuando lo haces, las arterias se abren dejando que el oxígeno llegue a todos lados con mayor facilidad. Tus músculos se vuelven flexibles y suaves para cualquier movimiento. Por eso una buena rutina de calentamiento incluye estirar y otros ejercicios específicos que generen actividad ligera sobre las zonas musculares que vas a utilizar posteriormente.
  • Mantente hidratada antes y durante el ejercicio. La deshidratación puede generar distintos tipos de molestias según el organismo.
  • Poco a poco. Ahora bien, cuando se trate de planear tu nueva rutina, no te emociones tanto en un principio. Recuerda que tus músculos han estado inactivos bastante tiempo así que tienes que despertarlos poco a poco. Si por ejemplo, vas a correr, es mejor que comiences con poco tiempo y lo vayas aumentando con el transcurrir de los días.  Recuerda que lo último que necesitas es causar una lesión que te inmovilice una semana.

¿Qué hacer DESPUÉS del ejercicio?

Tan importante como la fase de calentamiento es la fase posterior. Esto se cumple para cualquier tipo de ejercicio, pero se entiende de forma mucha más clara cuando corres. Si has corrido 5 km y el último lo has hecho a una buena velocidad, no te pares inmediatamente en cuanto pases el último punto. Hazlo de forma paulatina, anda bajando la velocidad y luego camina unos metros. Vuelve a estirar un poco para que los músculos encuentren su lugar.

No es aconsejable que en las primeras semanas hagas ejercicios todos los días. Intercala con un día de descanso para que tu organismo tenga tiempo de regenerar los tejidos.

Si sientes mucho dolor, puedes optar por tomar un analgésico suave que te ayudará a aliviarlo mucho más rápido. Solo recurre a ellos cuando sea muy necesario.

¡Ojo! Antes de comenzar con el deporte que has escogido, siempre es bueno que vayas a una revisión con tu médico de confianza. De la misma forma si el dolor perdura por más de una semana es momento que acudas a él nuevamente porque puedes haberte causado una lesión mayor.

Imágenes: soloparamujeres, stregthtraining, taringa, strenghtplus, nutricion, l4f

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • MAR67
    10 octubre 2012

    YO SOY MARY TENGO FIBROMIALGIA Y OSTEOARTRITIS TENGO LA NECESIDAD DE HACER EJERCICIO DEBIDO A MI CONDICION. YO CAMINO POR LA MA~ANA Y EN LA TARDE ASISTO AUN GIMNACIO EL CUAL HAGO DE TODO TIPO DE EJERCICIO. SIEMPRE CON CUIDADO; ADEMAS SIEMPRE ME HA GUSTADO HACER EJERCICIO, PERO DESPUES DE TENER TRES PARTO ME PUSE PERESOZA ADEMAS MI ULTIMO PARTO FUE CESARIA EL CUAL ME TRAUMO. PERO YA EMPECE DENUEVOEESPERO PODER CONTINUAR POR MI SALUD Y MI CUERPO.

    • carlav75pe
      16 octubre 2012

      Haz deportes y ejercicios adecuadamente mientras tu cuerpo se repone de la cesárea. Combínalo con una buena alimentación y verás los resultados. Saludos.