Tipos de ejercicios durante el embarazo

Llevar un embarazo agradable es el sueño de toda mujer, sin embargo, no todas tienen la gracia de gestar sin problemas. Por eso muchos médicos y ginecólogos recomiendan que la madre realice una serie de ejercicios que la ayuden no solo a relajarse durante los meses que dure el desarrollo del bebé, sino que también le otorgue cierta flexibilidad que la ayude durante el parto.

No obstante, aunque los ejercicios pueden ayudar a mejorar el intercambio de gases y la flexibilidad, no todo ejercicio es adecuado debido principalmente a la dificultad en la respiración que sufren las futuras mamás. Como consecuencia del crecimiento del bebé, el diafragma se ve reducido en su espacio y por ende los pulmones presentan dificultad para respirar normalmente.

Por este motivo, todo plan de ejercicios debe ser supervisado por un obstetra, el cual debe indicar la intensidad de cada ejercicios a medida que se va acercando la fecha calculada de nacimiento.

Beneficios

Entre los principales beneficios están una mejora en el tono muscular, mayor flexibilidad; disminuye el tiempo de trabajo de parto, la cantidad de intervenciones obstétricas, los signos de compromiso cardíaco fetal y la recuperación post parto. Sin embargo, teniendo en cuenta el tipo de ejercicio que puede realizar, los beneficios podrían ser mayores.

Tipos de ejercicios

Existen de dos tipos, los realizados en tierra (aeróbicos) y los hechos en agua.

  • En tierra

Entre estos son ideales los ejercicios aeróbicos como caminar, trotar, jugar al golf, ejercicios de estiramiento y relajación como el pilates, etc. En fin, todo lo que no impliquen ejercicios extenuante, pues ello redundaría en un ingreso mínimo de oxígeno que podría dañar al bebé. Son ideales si la madre tiene la costumbre de realizar ejercicios físicos.

En agua. Por la resistencia que ofrece los cuerpos son más ligeros y sencillos de trabajar bajo el agua. Permite ejercitar el sistema cardiovascular y muscular a la vez, evitando lesiones en la espalda y piernas. Asimismo, incrementa la capacidad de oxígeno en la sangre que alimenta al niño y ayuda a recuperar la figura rápidamente después del parto.

Recomedaciones generales

  • Ya sea en tierra o en agua, se debe suspender el ejercicio si se siente fatiga o dolor; descansar unos momentos antes de continuar.
  • Si se trabaja en el agua, evitar contener la respiración o sumergirse porque le quita oxígeno al bebé.
  • Abandonar el agua si empieza a sentir demasiado frío o calor.
  • Controlar el pulso para que los latidos no superen los 140 por minuto.

Fuente: Enplenitud, Embarazada.

Imagen: UniversoBebes, ConsejosMamas

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.

Visítanos en