Apnea del sueño puede causar obesidad, ¿lo sabías?

Anteriormente, te comentamos que la mala alimentación era una de las causantes de que pases malas noches sin poder dormir. Por ello, también te recomendamos que sigas un régimen alimenticio adecuado para evitar todos los males que conlleva no comer a horas correctas, comer de más, saltarse las comidas, etc.

Sin embargo, ¿sabías que la obesidad es otra de las causas de que no puedas dormir bien? Y lo que es más sorprendente aún, ¿sabías que no dormir bien puede causar esa obesidad? Una razón más para respetar nuestras horas de sueño y de comida.

Apnea del sueño

Se le denomina apnea del sueño a esas pequeñas pausas en la respiración que ocurren mientras estamos dormidos. Generalmente, estas pausas duran unos segundos o minutos, y la respiración se reanuda con un ligero sonido similar a un ronquido o a cuando alguien se ahoga.

El tipo de apnea de sueño más común es la apnea obstructiva de las vías respiratorias. Obviamente, esto es molesto ya que interrumpe el sueño, y puede llegar a hacerlo más de 20 veces en una sola noche. Y si no logra despertarte del todo, tu sueño se hace más ligero y no descansas totalmente. Por eso se siente cansancio en las mañanas, además de cefaleas (dolores de cabeza), mal humor, falta de atención, depresión, fatiga, e incluso impotencia.

 

La apnea del sueño es la segunda de las patologías del sueño más comunes, después del insomnio. El 10% de la población mundial padece de apnea del sueño, y la cifra aumenta en los países en que existe un gran índice de sobrepeso, como México o Estados Unidos.

Por lo general, no se diagnostica, ya que el paciente no se da cuenta (debido a que está dormido cuando se muestran los síntomas). Quien podría decirte si sufres de apnea de sueño es la persona que duerme contigo o algún familiar cercano que pueda observarte mientras duermes.

Obesidad y apnea del sueño

Como ya sabemos, la apnea del sueño se puede ocasionar por una obstrucción de las vías respiratorias (boca, nariz, garganta y tráquea) mientras dormimos; pero, ¿por qué se obstruyen?

Se ha comprobado que la obesidad es una de las causas, ya que la obstrucción de la garganta se produce, mayormente, por un cúmulo de grasa o un incremento de tejido en esa zona. No solo eso, sino que la obesidad también ocasiona que los músculos que mantienen abierta la vía superior durante las noches, no funcione correctamente. Un 80% de la gente que padece de apnea del sueño es obesa.

La apnea del sueño: causante de obesidad

Entonces, si no te alimentas bien y tienes problemas de obesidad, lo más probable es que no puedas dormir en las noches por la apnea del sueño. Por otro lado, muchos científicos se han preguntado si no dormir bien provocaría obesidad. La respuesta es “sí”.

Estudios realizados en la Universidad de Wisconsin señalan que el hecho de no dormir bien genera una serie de desajustes y cambios químicos en nuestro organismo.

Además de la falta de oxígeno que sufre tu organismo debido a la apnea, los niveles de producción de leptina y la grelina (que son las hormonas que regulan el apetito) se vuelven locos. Así, podrías tener poquísima hambre a la hora del almuerzo para luego llenarte de snacks poco saludables en la tarde. Y si no es eso, comes mucho en la noche y eso empeora el proceso de conciliar el sueño.

Por si fuera poco, como dormiste mal en la noche, a la mañana siguiente no tienes fuerzas para moverte como siempre; y ese es otro factor que contribuye al sobrepeso. Todo se relaciona y todo se complica.

Obesidad y apnea del sueño, ¿cómo evitarlas?

A partir de esto, se ha originado un debate sobre cuál es la raíz de todos los males: si la obesidad o la apnea. Aunque la apnea es el desencadenante, tanto ella como la obesidad deben ser combatidas por nuestro bienestar. Aquí te damos tres puntos clave para lograrlo:

  • Si crees que sufres de apnea del sueño, consulta con un doctor para que te diseñe el tratamiento adecuado para ti.
  • Consulta con tu odontólogo para que elabore un dispositivo de avance mandibular para que el aire fluya correctamente, así evitarás esas molestas interrupciones en las noches. De lo contrario, siempre es posible realizar alguna cirugía para mejorar permanentemente el problema de las vías respiratorias obstruidas.
  • Una vez que tus horas de sueño se hayan normalizado, tu organismo comenzará a regularse y a producir hormonas en la cantidad necesaria; ni más ni menos. Con esto, se detiene el aumento de peso y tu reducción de medidas será de forma natural.
No obstante, no creas que solo con dormir plácidamente lograrás superar el problema del sobrepeso. Necesitas llevar una buena alimentación, solo así podrás mantener un peso adecuado y te mantendrás lejos de la apnea del sueño.

Como ves, tanto la alimentación como el sueño son importantísimos en nuestra vida; no en vano pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, y entre 6 y 7 años comiendo.

Imágenes: Sport Fitness and Physique, RDI Press, Tú y la Salud, It’s Not That Weird.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.