¿Es conveniente la supresión menstrual?

Cada 28 a 32 días las mujeres experimentamos un cambio orgánico que, si bien no es de los más agradables, forma parte irremediable de nuestra condición femenina: la llegada de la regla.

No son solo los fluidos menstruales los que nos incomodan, sino también los síntomas que experimentamos desde unos días antes, como los famosos cólicos, dolores de espalda, de cabeza, de piernas y hasta bajones anímicos que nos pueden tumbar en cama e impedirnos continuar con nuestras actividades.

Con todo ese conjunto de pequeñas grandes afecciones (la intensidad varía de acuerdo al umbral del dolor de cada mujer) más de una habrá deseado alguna vez en su vida acabar de raíz con la razón de sus males. Sin embargo, más allá de imaginar que podríamos dejar de reglar sin necesidad de estar embarazadas nunca pensé que esa posibilidad podría convertirse en realidad.

Hace un tiempo había escuchado rumores de que algunas mujeres podían “cortarse la regla“, cosa que me pareció por demás extraña e imposible, considerando el curso natural de nuestros procesos orgánicos. No obstante, ahora la medicina puede lograr este efecto a través de píldoras anticonceptivas como Seasonale o Seasonique, que además de ayudar al control de la natalidad han sido diseñadas para que sus consumidoras solo menstrúen 4 veces al año.

Ante la evidencia científica queda preguntarnos si será positivo alterar el funcionamiento de nuestro cuerpo, considerando de que a pesar de las molestias generadas por el ciclo menstrual este -siempre y cuando no haya problemas relacionados a dismenorreas, amenorreas y otras irregularidades del periodo- se asocia al buen desarrollo hormonal y a la posibilidad de ser madres.

Si no deseamos cambiarnos de sexo no deberíamos considerar seriamente la posibilidad de someternos a un tratamiento que tenga como consecuencia la supresión menstrual, puesto que también implica un alto riesgo de contraer enfermedades cardiacas y del sistema óseo.

En caso tengamos mucha dificultad para menstruar, nos produzca un dolor mayor al que normalmente deberíamos sentir y/o lo hagamos de manera irregular, lo más aconsejable es consultar con más de un especialista para que nos dé el tratamiento que se ajuste a nuestro problema. Quizá tome un tiempo mayor al pensado, pero definitivamente dará mejores resultados porque se basarán en el respeto por nuestra naturaleza.

Antes de tomar una decisión final, recuerden que el verdadero remedio a nuestros males no siempre actúa en un dos por tres y que tratándose de píldoras anticonceptivas, estas deben ser promover el buen funcionamiento del ciclo menstrual antes que alterarlo.

Fuentes: Enplenitud.com, Pregnancy-info.net.

Imágenes: Blog de Farmacia, La Comunidad de Rantes 22.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).