Cómo controlar el dolor de los huesos

El dolor que se experimenta en los huesos como la espalda, la cadera, hombros, brazos, tobillos, etc. es bastante difícil de describir, y por otro lado, muchas veces es tan intenso que la dolencia se convierte en una eternidad.

Muchos optan por los calmantes, que ciertamente son un paliativo para estos difíciles trances. Sin embargo, la administración excesiva de estos medicamentos pueden generar graves trastornos en la salud.

Como una manera más sana y natural para detener estos dolores, existen terapias que bien pueden convertirse en su salvación, sin tener que experimentar con drogas o afines.

La fisioterapia puede ser llevada a cabo en diversos hospitales y con la indicación de su médico tratante, o si se le posibilita, existe la opción de un fisioterapista particular que trabajará con usted un par de veces a la semana.

Esta fisioterapia puede estar constituida por masajes o manipulación de los huesos, así como la realización de ejercicios o ambas terapias. En todo caso, si es que va a recibir un tratamiento directo, se recomienda que permanezca lo más quieto que pueda y con la mayor flexibilidad posible para que el especialista haga bien su trabajo y Ud. no se esfuerce demasiado.

También existe la hidroterapia que le permite el ejercicio de su cuerpo en una piscina con agua caliente, con temperaturas similares a la de su propio cuerpo, logrando el movimiento de sus huesos con mayor facilidad. En estos casos, los ejercicios también pueden variar dependiendo de su terapeuta.

Recordemos que siempre hemos escuchado decir que la natación es uno de los ejercicios más completos para el ser humano, por ello, las personas con la enfermedad de Gaucher y que no sientan mucho dolor, pueden encontrar en esta actividad un excelente medio para aliviarse.

Otras dinámicas igual de saludables pueden ser las caminatas o la ejecución de algunas disciplinas como el yoga – si su cuerpo lo permite – o el Tai Chi.

Por último, no olvide que la hidratación es muy importante para la circulación de la sangre por sus huesos, por ello, el consumo de agua y jugos se convierte en un gran aliado para combatir los dolores óseos.

Fuente: Gaucher

Foto: Espacio Blog

Etiquetas : ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Paula Estrella
    17 mayo 2010

    De favor habrá algun remedio casero que me puedan recomendar para el dolor de huesos, hace dos años empece con el climaterio y de ahí se han derivado estos dolores, ya no quiero medicamentos me gustaria tener algúa opción natural. Gracias y ójala exista alguna receta.

Visítanos en