¡Cómo bajar la barriga rápidamente y estar lista para el verano con una buena dieta!

Cuando crees que estás lista para ir a la playa porque siempre has sido delgada y la envidia de tus amigas más rellenitas, un indeseable rollito se deja ver en tu abdomen. Pegas el grito en el cielo y rápidamente te preguntas: ¡¿Pero por qué?! ¡Si yo siempre he sido delgada!

¡Odio la panza!

No, no soy psíquica; lo que sucede es que a mí también me pasa. Justo cuando estaba lista para lucir mi bikini recién comprado, noté que mi abdomen estaba hinchado, flácido y -para qué mentir- nada bonito.

Apenas me di cuenta, ¡busqué ayuda! Para aprender a comer sano y erradicar lo que esté “alimentando a esos rollitos míos”, conversé con Valeria Valdivieso Alburquerque, nutricionista de Diet Service, una empresa especializada en brindar asesoría y consultoría nutricional. Ella me dio todos los tips necesarios para bajar la molesta pancita y no morir -de hambre- en el intento.

¡Consigue un abdomen plano!

¡¿Qué estás haciendo mal?!

Seguramente estás analizando tu dieta, y caíste que en cuenta que hace 3 meses has renunciado a las hamburguesas, a las papas fritas y que has dejado de cenar; pero llenas de grasa. Sin embargo, ¡tu panza está más grande! ¿A qué se debe?

Para empezar, Valeria me comenta que cuando llevamos una alimentación desordenada y poco balanceada, favorecemos a la formación de grasa en la zona abdominal, comúnmente llamada “rollitos”.

Valeria me explica que a pesar de dejar las grasas, son los carbohidratos los que también se acumulan en la zona abdominal. Es decir, si reemplazabas un plato de pollo por panes, ¡estás haciendo mal!

¿Qué alimentos son los culpables de la panza?

Si estás decidida a cambiar tu dieta, a comer sano y, sobre todo, a suprimir todo lo que no te haga bien, sigue esta lista de recomendaciones que Valeria ha preparado. El primer tip que nos brinda la experta de Diet Service:

Dentro de los alimentos y bebidas que favorecen la acumulación de grasa abdominal y visceral se encuentran las tan solicitadas gaseosas que aparte de la sacarosa o azúcar de mesa que contienen, también se encuentra en su composición el jarabe de maíz de alta fructosa. 

 Tal vez a mis amigas fiesteras no les guste mucho esto, pero la triste realidad es que el alcohol contribuye mucho al crecimiento de la fea panza. ¿Han oído hablar de la “panza chelera” de los hombres? Es provocada por el consumo de cerveza, la cual -al igual que otras bebidas alcohólicas- está llena de calorías vacías, que no aportan nutrientes.

¡A reducir las salidas con amigas y alcohol!

Siguiendo el mismo principio, las calorías vacías también se encuentran en el jarabe de maíz utilizado en las gaseosas. Eso sin mencionar que el gas que contienen te hinchan el abdomen. Valeria explica:

La ingesta de alcohol, al igual que la del jarabe de maíz contenido en las gaseosas, conduce a un aumento anormal de grasa corporal, especialmente en el abdomen. Esto provoca un aumento de grasa en sangre circulante llamados triglicéridos.

En cuanto a los alimentos, la recomendación básica es no consumir alimentos bajos en fibra, como los panes blancos, el arroz blanco, galletas, donas, bizcochos, pastas, cereales, y otros productos refinados. Te preguntarás el porqué, y la respuesta está en que, mientras más refinado es un producto, menos fibra tiene. Y ojo, que la fibra es la encargada de eliminar la grasa corporal y mantener desintoxicado nuestro organismo al evitar el estreñimiento.

Son ricos; pero los carbohidratos solo favorecen a la aparición de rollitos

Y en cuanto a las grasas saturadas, te comento que los alimentos ricos en grasas saturadas son las carnes, los embutidos y los lácteos enteros.

¿Qué debo comer para no tener la panza y los rollitos?

Ahora que ya identificaste cuáles son los alimentos que te traen problemas, el siguiente paso es reconciliarte con aquellos que te ayudarán a seguir una dieta saludable. La especialista de Diet Service es directa al respecto y nos dice:

Para eliminar el exceso de grasa abdominal, los alimentos más recomendados son las verduras, las legumbres y las hortalizas; éstas se deben convertir en tu varita mágica. 

Según explica Valeria, las verduras, legumbres y hortalizas no solo ayudan a la buena digestión, sino que también producen una sensación de saciedad por largo tiempo. También, proporcionan fibra dietética que favorece a la movilización de la grasa, la cual se empieza a eliminar cuando se realiza ejercicios. ¡Ah! y tienen muy pocas calorías; así que puedes comer todas las verduras que quieras.

Consume verduras y hortalizas para bajar la barriga

Si se te antoja un postre, recuerda que las frutas son tu mejor opción. Sin embargo, debes tener cuidado al momento de elegirlas, ya que algunas tienen un alto contenido de azúcar. Entre ellas, encontramos el mango, la uva, la chirimoya, la lúcuma, etc. ¿Cuál es la cantidad necesaria? Con 4 porciones de fruta al día está perfecto.

La especialista de Diet Service también me aclaró una duda que tenía de hace mucho tiempo: ¿Debo desterrar totalmente a todo tipo de carbohidratos? La respuesta es NO. Reemplaza los carbohidratos refinados por panes y productos integrales.

Agrega cereales integrales a tu dieta y baja la barriga

Debemos consumir alimentos integrales, es lo más recomendado. Muchos no saben que los alimentos integrales aportan las mismas calorías que aquéllos que no lo son, la diferencia es que nos aportan fibra y ésta favorece la pérdida de grasa corporal y peso, además de regular problemas de estreñimiento.

Bajo esta misma línea, reemplaza también los lácteos enteros por los lácteos descremados, ya que los primeros tienen un alto contenido en grasas saturadas. De esta forma, le estaremos dando valiosas proteínas a nuestro cuerpo; pero evitando la acumulación de grasa en la panza.

Los tips para llevar bien la dieta

  • Así como es necesario suprimir ciertas comidas y consumir otras, Valeria también te recomienda que incrementes tu consumo de proteínas. Su digestión y absorción gastan una gran cantidad de calorías; así que tu cuerpo estará quemando calorías ¡comiendo!  Sumado al incremento de actividad física de manera localizada en la zona abdominal… ¡logramos bajar esa pancita!
  • Cuando consumimos más calorías de las que gastamos en nuestro día a día, automáticamente se almacenan en forma de grasa principalmente en la zona abdominal.
  • Si vas a tomar alcohol en alguna reunión social, la nutricionista de Diet Service te recomienda comer algo antes; una rebanada de pan integral está perfecto. De esta forma evitarás la resaca y la absorción  de grasas.
  • No existe una dieta mágica que te haga quemar grasas de un día para el otro; es más, debes tener mucho cuidado en realizar dietas sin la supervisión de un experto. ¡Nada de matarse de hambre!

Lo primero y más importante para deshacernos de los excesos de grasa en el cuerpo es no dejar de comer, el omitir comidas solo favorecerá el aumento de peso por la ansiedad que va a generar en tu organismo la ausencia de alimento, produciendo el famoso y temido efecto rebote. 

  • Divide tus alimentos en 5 raciones al día… No dos ni tres ¡Cinco! Con tres comidas principales y dos meriendas, tu metabolismo trabajará y se acelerará, lo que te hará perder peso eventualmente. Fíjate horarios para no crear ansiedad en tu organismo.

¡No te mates de hambre!

  • Incluye proteínas, lácteos descremados, frutas y verduras en tu dieta diaria. Alimentándote con productos naturales conseguirás buenos resultados.
  • No empieces a consumir pastillas o batidos que aseguran una pérdida de peso inmediata, porque solo altera su metabolismo. Los alimentos tienen todo para hacerte lucir perfecta.
  • Acompaña una buena alimentación con ejercicios localizados para quemar grasas. Lo que a mí me va funcionando son los abdominales. Antes de bañarme por las noches, realizo dos series de 50 abdominales cada uno, y ¡duermo como un bebé!
Con todos estos tips, dime si no está difícil bajar esos rolllitos insufribles! Si estás dispuesta a iniciar un cambio radical en tu dieta, te recomiendo visitar a los especialistas de Diet Service; no solo habrás eliminado la molesta grasita, sino que habrás mejorado tu alimentación, y poco poco verás que se convierte en un hábito.  ¡Sí se puede!

 

Imágenes: napervilleplasticsurgeon, thirdage, nutricion, trndmonitor, warningcurvedstation, entremujeres, impactlab.

 

Etiquetas : , , , , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.

3 Comentarios Dejar un comentario ›