Cómo perder una talla en una semana, ¡los métodos más fáciles!

En los últimos años los nutricionistas han cambiado radicalmente su manera de pensar y creo que debemos agradecérselo. Porque si antes nos obligaban a seguir dietas extremas para perder algunos kilos, ahora mas bien nos enseñan a tener un estilo de vida diferente. Aunque no lo creas con pequeños cambios en nuestro día a día, conseguimos sentirnos diferentes y estoy segura que no hay mujer en este mundo que no quiera perder alguna talla.

A lo que me refiero es que no solo se trata de perder una o dos tallas (las que necesites) sino de mantenerte en tu peso ideal. Entonces, como ayer conversaba con una amiga  se trata de incluir buenas prácticas en nuestra vida. Así que los consejos que te voy a dar tendrás que seguirlos al pie de la letra en una semana, pero luego incluirlos lo más que puedas para no volver a ganar lo perdido.

¡Adiós a esas copas!

El alcohol es nuestro peor enemigo cuando tratamos de bajar de peso. Se trata de bebidas altas en calorías, conocidas como vacías, porque no contienen ningún tipo de nutriente e incluso dificultan la absorción de vitaminas.

Te propongo algo, cambia tus copas de vino o ese cóctel que tanto te gusta, por tazas de té verde, una bebida que actúa como quemador de grasa. Consume por lo menos 4 o 5 tazas al día y no solo estarás evitando las calorías del alcohol sino ayudando a tu metabolismo a ser más rápido.

Proteínas en cada comida

Atrás quedaron esos tiempos en que una dieta se basaba en verduras, verduras y más verduras. ¿Qué pasaba? Muy simple, nos moríamos de hambre y a la primera tentación caíamos. Los estudios han demostrado que en una dieta las proteínas son protagonistas: ayudan a frenar el apetito (porque nos satisfacen), queman directamente grasa al digerirse y tienen un efecto positivo en las hormonas, ayudan a aliviar la ansiedad, construyen y mantienen los músculos. ¿Sorprendida?

Así que durante esta semana, disminuye los carbohidratos (pan, pastas, harinas, arroz) e incluye una proteína en todas tus comidas (en especial el desayuno): pollo, carne, huevos, frutos secos, lácteos. Por supuesto en el caso de las carnes que sean a la parrilla, sancochadas o al vapor, nada de frituras.

¡Sí, a la actividad!

¿Cuánto te mueves en una semana?, ¿cuántas caminatas das?, ¿sales a montar bicicleta?, ¿bailas? Busca tus actividades favoritas en las que haya ejercicio incluido y muévete.

Esta semana tu reto será incluir una actividad física por lo menos 20 minutos cada día, al final de estos siete días te apuesto que te sentirás diferente: más joven, activo y hasta más alegre. El ejercicio eleva la cantidad de serotonina (la hormona de la felicidad) en nuestro organismo.

Planea tu menú

Una de las trampas en la que caemos a menudo es que terminamos siendo presas del hambre. A media tarde cuando estamos en la oficina, pensamos: “Un chocolate me caería tan bien, o una dona, o… una pizza”. Para no caer, planea exactamente qué comerás, incluso los snacks o tentempiés como frutas o yogur.  No dejes que los antojos arruinen tu disciplina.

Una botella de agua a la mano

Uno de nuestros errores más comunes es confundir hambre con sed. Es decir, buscamos llevarnos algo a la boca cuando en realidad bastaría con tomar un vaso de agua.

Durante esta semana puedes hacer un experimento: cada vez que sientas hambre, toma dos vasos de agua y pon atención a si la sensación ha cedido. Para ello lo más práctico es que tengas una botella de agua siempre a la mano. Consigue una pequeña que puedas cargar en cualquier sitio. En el mercado encontrarás modelos lindos y originales.

Reduce tus porciones

Si antes comías un plato que estaba lleno hasta los bordes, prueba por esta semana consumir 3/4 de esa cantidad. Muchas veces comemos tan solo por costumbre, así que controlando tus porciones puedes hacer un gran avance en lo que a ingesta de calorías se refiere.

Un truco más: intenta que tus platos sean de colores que contrasten con tu comida. Las investigaciones han probado que en un plato de color rojo uno tiende a comer menos que si fuera blanco. ¡Interesante!

Recuerda que comenzar una dieta nunca es fácil, sin embargo, cuando veas los resultados te sentirás increíble. Una de las cosas más importantes es creer que tendrás éxito. ¡Esto puede hacer la diferencia!

Imágenes: hernandelmastro, definicionabc, prensa07, ehow, informe21, vitavidelfi 

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • Luzvi
    19 noviembre 2012

    LO MEJOR ES EL EJERCICIO MODERADO, CUIDAR UN POCO LO QUE COMES Y TOMAR AGUA TODO EL DIA,NIMODO..LA BELLEZA CUESTA!!

    • carlav75pe
      20 noviembre 2012

      Así es Luzvi, con un poco de estos tres ingredientes, y mucha constancia, se logran buenos resultados. Gracias por comentar.