Conoce los pros y contras del consumo de productos light

Al hablar de un alimento light, se está utilizando un término en inglés que alude al concepto de “liviano” o “ligero”. Así, a un producto light se le ha reducido la cantidad de grasas o azúcares para aportar una menor cantidad de calorías a quien lo ingiere.


Actualmente, los productos light han inundado el mercado, formando ya parte de nuestra cotidianeidad. ¿Sabes cuáles son sus pros y sus contras? Aquí te los decimos.

Pros

– Los alimentos light son un plus para aquellos que, por razones de estética, se ponen a dieta. Del mismo modo, permiten comer determinados tipos de alimentos a quienes, por problemas de salud, no pueden probarlos.

– Estos productos también se recomiendan a quienes tienen que limitar el aporte energético a su alimentación (es decir, la cantidad de grasas y azúcares) debido a algún padecimiento o trastorno.

– Los productos light con menos cantidad de grasa son útiles para quienes sufren problemas hepáticos o relacionados a la vesícula.

– Los productos light con menos cantidad de azúcar son útiles para las personas que padecen diabetes o problemas de sobrepeso.

– Los alimentos light son, asimismo, una buena opción para no incluir calorías extra en una dieta de adelgazamiento.

Contras

– Sobre la calidad de estos alimentos, hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, en los procesos que la industria realiza para obtenerlos se pierden algunos nutrientes esenciales relacionados con las grasas. Para compensar, se añaden vitaminas y minerales que no estaban en la composición original del producto.

– Los productos light no son, de por sí, adelgazantes. El hecho de que su aporte calórico sea inferior al de los alimentos que imitan no quiere decir que varios dejen de contener grasas y azúcares en cantidades importantes. Ése es el caso, por ejemplo, de la mayonesa, rica en grasa por naturaleza incluso en su versión más ligera.

No todos son lo que dicen ser. Solo se puede denominar light a un producto cuyo valor energético haya sufrido una reducción de al menos 30% de lo habitual. Sin embargo, no muchos fabricantes toman en cuenta esta consideración al momento de marcar a los productos con este rótulo. En algunos de los casos se trata hasta de un producto distinto, pero bajo en calorías (es decir, su composición es diferente pero es vendido con el nombre original más el agregado light).

No son para todas las edades. No es que existan restricciones específicas, pero sí hay períodos en la vida en los que no deberían ingerirse de manera habitual. De esta manera, no son recomendables durante la infancia y la adolescencia, ya que se está en pleno proceso de desarrollo, en donde son necesarios todos los nutrientes que se pudieran obtener de los alimentos (incluyendo grasas y azúcares).

Ya dado el panorama, considero que vale la pena consumirlos, pero equilibrándolos con una dieta balanceada que incluya también muchos productos de origen natural. ¿Tú qué opinas? Te animamos a contarnos tu experiencia con estos productos.

Imágenes: Wellnesss, Caracasdigital, Trojka.rs, ConfesionesdeSofía, bebes.net

Etiquetas : , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por MariCarmen Vargas

Comunicadora e Investigadora. Complicada y al mismo tiempo muy simple. Si no me entendiste, has empezado a conocerme.