Cómo limpiar tu organismo eliminando líquidos y toxinas

Cuando nos decidimos a seguir una dieta para bajar de peso, muchas veces nos encontramos con regímenes depurativos que se suelen basar en aumentar los líquidos y reducir los sólidos. Este tipo de alimentación solo se puede seguir unos días, ya que se pasa hambre y así una vez concluido se recuperan los kilos perdidos (y algunos más, debido al temido “efecto rebote“).

Lo aconsejable es incluir en tu dieta alimentos sólidos que contengan agua y sean ricos en fibra, ya que su efecto saciante es mayor. Gracias a ello no vas a pasar hambre y te sentirás llena sin que sientas la necesidad de añadir calorías a tus comidas.

El inicio de toda dieta es muy importante, si además de depurar, eliminamos toxinas y mejoramos el tránsito intestinal, entonces nuestro organismo se encontrará preparado para asimilar los nutrientes y empezar a perder peso de forma saludable. Con un intestino sano se reduce la desagradable sensación de hinchazón y se evita el estreñimiento, por ello debemos también incluir alimentos que fortalezcan el sistema digestivo.

Beber líquidos cada vez que sea posible es la fórmula estrella para depurar y combatir la retención de líquidos. Este consejo, que no debemos pasar por alto, muchas veces nos resulta difícil de seguir. Para llegar a beber los dos litros de agua mínimos al día, toma nota de nuestros consejos:

  • Añade limón al agua, así te resultará menos insípida.
  • En verano bebe sopas frías, es la mejor manera de empezar una comida.
  • En tu mesilla no debe faltar una botella de agua, así vas a poder beberla al levantarte y comenzar el día depurándote.
  • Lleva siempre una botella en el bolso, es la mejor forma de tenerla a mano.
  • Si estableces un horario, te será más fácil beber; por ejemplo, antes de merendar, antes de salir, etc.
  • Elige infusiones para el postre (cola de caballo, fucus, diente de león, etc.), ya que favorecen el buen funcionamiento del hígado. Tomarlas al final de tus comidas te ayudará a mejorar las digestiones y a evitar la tentación de los postres dulces.

Los zumos de frutas y verduras te aportarán energía, vitaminas y minerales. Además, son ligeros, a la vez que saciantes y fáciles de preparar. Incluye las siguientes recetas en tus dieta de adelgazamiento:

  • Mezcla piña, papaya y naranja; así obtendrás una gran dosis de vitamina C, calcio y potasio.
  • Para un efecto laxante, prepara un zumo con cereza y frambuesa. Te ayudará a depurar y a mejorar tu tránsito intestinal.
  • Si quieres un aporte extra de antioxidantes, mezcla remolacha, col y apio. Tómalo como una sopa fría (gazpacho).

Fuente: Revista Benessere Enero 2011.

Imágenes: HidrolipoclasiaBlogdeNovios, Cimafermin.

Etiquetas : , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados