Adelgaza rápidamente para este verano con estos consejos

¡Verano por fin! Después de un largo invierno, nuestras prendas comienzan a aligerarse (¡claro que queremos ir a la playa! ) y es ahí cuando nos damos cuenta que ganamos un par de kilos de más con esos chocolates a media tarde.

¿Quién no quiere perder un par de kilos cuando llega el verano?

¿Qué podemos hacer? Estamos a fin de año y los reencuentros se multiplican junto con los brindis y las cenas. Conversamos con Gustavo Chang, nutricionista de Alamesa Service, para que nos de los mejores consejos para llegar a enero viéndonos muy bien. ¡En realidad no es tan difícil! Todo es cuestión de saber organizarse…

¿Cómo puedo compensar los excesos?

Es inevitable, siempre terminamos excediéndonos. Ayer mismo, nos reunimos con unos amigos para darnos el saludo navideño. Comenzamos con la pizzita, seguimos con el vino, el postrecito y claro, todos al final nos sentíamos un poco culpables. ¿Te ha pasado?

A fin de año las reuniones y las cenas se multiplican inevitablemente.

Estos son los consejos de nuestro especialista:

1. Desayuno suave

No desayunar es siempre un error, incluso el día después de una cena excesiva. El desayuno en estas semanas puede ser más ligero.”

Escoge un desayuno saludable, ¡no te lo saltes!

Una buena alternativa por ejemplo es una infusión, una fruta y un par de tostadas integrales sin mantequilla o un cereal.

2. Menú liviano

“Deben combinarse alimentos hipocalóricos (verduras, frutas, pescados, aves, etc.) en preparaciones sencillas.”

Hipocalórico está referido a los alimentos con bajas calorías. Aprovecha cuando no cenes con amigos o familia, para comer algo mucho más light, tal como un pollo a la plancha con un plato de verduras (con poco aliño).  Prepara una crema de verduras para la cena y anda a dormir con la conciencia tranquila.

3. Alimentos ricos en fibra

“Una ensalada de fruta con frutos secos, un yogur con linaza, beber agua y una caminata ayudan cuando uno quiere mantenerse en forma.”

Muchas veces no terminamos de eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo. Aprende a desintoxicarte con fibra: consume alimentos integrales, fruta y claro, verduras.

Evita el mango o la chirimoya en tus ensaladas porque tienen alto contenido calórico

Gustavo nos dice:un yogur al día favorece una mejor digestión”. Te recomiendo algunas variedades dietéticas que incluyen linaza o guindones que encontrarás en el mercado sin problema.

4. Ensalada de entrada

¡Jamás debe faltar! No se trata de comer ensalada una o dos veces por semana sino de hacerla la entrada básica de todos nuestros almuerzos.

Busca recetas diversas de ensaladas para que puedas variar

“Los alimentos crudos son ricos en enzimas, que ayudan al organismo a realizar una mejor digestión.”

5. Postres y cafés sin azúcar

“Más que optar por edulcorantes tipo sacarina, el consejo saludable es acostumbrar el paladar a los sabores naturales de los alimentos, incluido el ligero amargor del café y del té.”

¿Te parece imposible? Te reto a que lo experimentes. Cuando dejas de consumir azúcar recuperas el sentido del gusto de manera impresionante. Todo parece tener mucho más sabor sin necesidad de azúcar o sazonadores.

7. Manténte activa

Caminar una hora al día, como mínimo, ayuda a mejorar la digestión y a que las calorías no se acumulen en el organismo. No tiene que realizarse una hora seguida de actividad, sino que la caminata puede repartirse en dos tandas de media hora, un rato por la mañana y otro por la tarde.”

Camina, juega con tus hijos o sobrinos, busca un compañero de deporte…

Aprovecha las compras de regalos para hacer ejercicio. Deja el auto un poco más lejos de la oficina o bájate un paradero antes. Si vas a tomar algo con una amiga, salgan unos minutos antes para dar una vuelta antes de despedirse.

¿Qué opciones tenemos en las fiestas navideñas para no engordar?

“Los platos típicos de estas fechas, por lo general no encajan dentro de la definición de menú equilibrado. Sin embargo, si el consumo de alimentos calóricos es moderado, no tiene por qué ser un problema para la salud.”

Por eso nos dio algunas recomendaciones que conseguirán aminorar el consumo de calorías, además de ayudarnos a no terminar con una terrible indigestión.

  • Nada como una buena ensalada para ayudar a que te sientas satisfecha y además gracias a la fibra tendrás una mejor digestión. Piénsalo bien, si comes ensalada pecarás menos con otros alimentos con alto contenido calórico, así que sírvete una muy buena porción. Lo que también nos recuerda nuestro experto en nutrición es que incluso la presentación del plato es importante para sentirnos satisfechas y en cuanto a variedades de ensaladas hay tantas que encontrarás la que más te guste.
  • El pavo es un buen aliado en las fiestas porque es una carne de bajo contenido en calorías y es uno de los preferidos para convertirse en plato principal de la cena. Solo no te excedas con los condimentos, ni las salsas grasosas, nos recuerda nuestro nutricionista. “El equilibrio dietético pasa por respetar las cantidades (125 gramos por porción) y busca el sabor a base de una adecuada mezcla de especias”.

Pavo es una excelente opción para las fiestas pero sin salsas grasosas

  • ¡No olvidemos las bebidas! Son traicioneras, porque no las tenemos mucho en cuenta pero pueden sumar muchas calorías no deseadas. “Intenta no superar las dos copas de vino o champán por cada comida festiva que tengas”. Tus mejores amigas deben ser las infusiones como la manzanilla, el anís o la hierba luisa, en especial para después de las comidas. “Ayudan a aliviar las molestias si se ha comido más de la cuenta”.

Después de las fiestas de fin de año, ¿qué hago con mi dieta?

Si las fiestas fueron todo un reto para tratar de controlar tu peso, el verano te hará la tarea mucho más fácil:

“En esta temporada el cuerpo agradecerá las comidas ligeras y refrescantes. Las frutas y verduras de temporada, con alto contenido de agua y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo, además de satisfacer nuestro apetito y sed de manera agradable, contribuyen a mantener nuestra piel bien nutrida e hidratada. Su aporte de fibra potencia un óptimo funcionamiento del intestino. Además, su rico aporte de antioxidantes naturales protege nuestra salud. En definitiva, no se trata de comer menos en verano, pero sí de seguir una dieta distinta, ya que el número de calorías que requerimos es menor y la hidratación mayor. Incluir frutas y verduras en la dieta es, sin duda, una de las mejores maneras de asegurar los niveles adecuados de líquidos que requiere nuestro organismo para evitar la deshidratación.”

Así que escoge ensaladas, platos a la parrilla o a la plancha y muchas ensaladas de fruta. Mi mejor consejo es que prepares tus comidas en casa, tendemos a excedernos cuando vamos a comer fuera. ¡Mucha suerte!

Imágenes: sheknows, sheknows, mynutrispa, hercampus, newwise, clydecourthotel, divapor, wisconsincheese, konacoffee, healthyhome, about, donloree, healthonmove

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!