11 claves para que tu dieta funcione

¿Vives de dieta en dieta, pero no bajas ni un kilo?, ¿te esmeras durante un mes, pero al siguiente recuperas el peso que perdiste? Tal vez no lo estás haciendo bien. Toma nota de nuestros consejos para que tu régimen dé resultados.

1. Crea un horario

Al principio será difícil porque tu cuerpo tendrá que adaptarse a nuevos hábitos, pero con el tiempo disciplinarás a tu organismo y controlarás tu ansiedad.

2. Planifica tus bocadillos

Comer es uno de los placeres más grandes de la vida y hay cosas tan deliciosas que nos cuesta despegarnos de ellas. Para que no te atormentes por semanas y luego vayas corriendo a atacar la dulcería más cercana, planea lo que comerás. Por ejemplo, ‘el miércoles me como una torta de chocolate’ o ‘el viernes toca pizza con mis amigas’. No se trata de privarte de todo, solo debes ser responsable con lo que ingieres.

3. Haz una tabla de alimentación

Redacta lo que comerás durante la semana para que puedas comprar lo necesario en el mercado con tiempo. Si cuentas con la asesoría de un nutricionista, vas por buen camino. Si no, no dejes de lado los nutrientes esenciales en tu dieta: proteínas, vitaminas, carbohidratos… todo suma.

4. Controla las grasas

Prefiere las grasas vegetales antes que las animales. La palta, el maní, las nueces, el ajonjolí y otros frutos secos aportan aceites a tu alimentación para el buen estado de tu piel y tu cerebro. Por otra parte, reduce tu consumo de cremas como la mayonesa y la salsa tártara y reemplázalas en la medida de lo posible por aliños de limón o yogur natural.

5. Snacks

No es necesario que te atiborres de Doritos y frituras industriales cuando puedes comer pecanas, pasas y nueces. Son fáciles de encontrar en las casas naturistas, junto con las barras de granola y las bolitas de kiwicha. Además, son sabrosas, económicas y te brindan una sensación de saciedad.

6. Duerme a tus horas

Parece una broma, pero si no duermes, tus posibilidades de subir de peso también se incrementan. Descansa al menos 7 horas cada noche y en un horario habitual.

7. Haz deporte

Tal vez sí estés quemando grasa y bajando de peso, pero esto se hace visiblemente notorio solo si haces deporte. Hacer abdominales, salir a correr, hacer sentadillas o levantar pesas reafirmará tu cuerpo para que te veas y te sientas mejor que nunca.

8. Hidrátate

Es contraproducente hacer una dieta baja en grasas saturadas cuando todas las bebidas que ingieres contienen azúcar en demasía. El agua natural hidrata y refresca, además de llenar tu estómago y proteger la mucosa del mismo durante los periodos en que estés acostumbrándote a un nuevo horario.

9. Más de día, menos de noche

Procura que tu desayuno sea abundante y contenga sólidos y fibra. A la hora del almuerzo haz lo mismo. Cuando llegue la noche, evita comer hasta saciarte porque de esta forma solo alterarás tu metabolismo y no podrás digerir tus alimentos y mucho menos quemar las calorías que acabas de ingerir.

dietas-milagro

10. No abuses de las frutas

Las frutas contienen altas cantidades de azúcares y en ocasiones producen gases. Prefiere verduras crudas o cocidas para tus almuerzos.

11. Disfruta de tus alimentos

Mastica lentamente y aprovecha en saborear cada bocado. De esta forma, tu cerebro recibirá señales de que, efectivamente, estás comiendo. Si por lo contrario solo deglutes tu comida, quizás incluso cuando tengas es estómago lleno, tu cerebro siga ansioso y permanezcas con la sensación de hambre.

dieta-rapida

La responsabilidad y la disciplina van de la mano. No te sabotees para que los resultados de tu esfuerzo duren mucho tiempo. Recuerda que cada dieta es solo un comienzo, así que después de terminar una debes mejorar tus hábitos para que no tengas el infame ‘efecto rebote’ y recuperes los kilos que perdiste. ¡Cree en ti y mucha suerte!

Etiquetas : , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados