6 señales de que estás comiendo mal

Eres lo que comes y no es broma. Tu piel, tus huesos, tus ojos, tu cabello y todo lo que ves frente al espejo está allí y se mantiene gracias a los alimentos que tu organismo procesa. Los cambios, además, no son solamente externos. Tus órganos reflejarán tus costumbres, desde tus gaseosas post- almuerzo, hasta la mantequilla de tu pan en el desayuno.

  dige3-340x230

¿Te has sentido más pesada de lo normal?, ¿apenas vas al baño? Conoce junto a nosotras aquellos síntomas de que tu alimentación podría ser mejor.

1. Vientre hinchado

Los cuerpos tienen diversas formas, pero si el abultamiento de tu vientre no se relaciona con la llegada de la menstruación y, sumado a ello, sientes que no digieres correctamente, ten por seguro que estás comiendo mal.

2. Gases

Incluso los vegetales como el brócoli y la coliflor pueden producirte flatulencias. La clave es saber combinar los ingredientes y comer siempre a la misma hora saboreando cada bocado. Trotar y respirar correctamente también ayudan a evitar los gases.

mala_digestion

3. Dificultad para dormir

¿Eres de las que ama las cenas copiosas? Pasar un bonito momento con la familia, los amigos, el novio e incluso sola es reconfortante, pero no te excedas: comer después de las 8 pm en cantidades descomunales es lo que impide que duermas tranquila.

mala-digesiton

Si no duermes, no le das descanso a tu cuerpo. Y así no recuperas energías ni le sacas provecho a tus alimentos. Cena ligeramente, deja los banquetes para ocasiones súper especiales.

4. Casi no vas al baño

Lo adecuado es acudir al baño para evacuar las heces de 2 a 3 veces al día. Si a duras penas lo consigues hacer una vez al día, acude a un médico. Podrías estar comiendo mal y deberías añadir más fibra natural a tu dieta.

5. Irritabilidad

Si tu alimentación es la suma del desorden de horarios y de alimentos saturados en grasa, condimentos picantes y muchos carbohidratos, no solo tu salud física estará debilitada, sino que tendrás cambios de humor frecuentes, perderás tu tolerancia y te sofocarás ante el ruido o la gente. Una alimentación adecuada mejorará tu estado de ánimo y tu disposición hacia la vida.

 colico-gases

6. Tienes mal aliento

Sea por gastritis o por el reflujo natural, tu aliento y el estado de tu lengua revelan tu salud. Bebe agua diariamente y consume fruta. Esto limpiará tus dientes y agilizará tu digestión.

Ahora que lo sabes, ¡cuida tu salud! Tu cuerpo es el único que te acompañará hasta el último momento.

Etiquetas : , , , , , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados