Cómo recuperar la forma después del embarazo

Tener un hijo es lo más hermoso que nos puede pasar en la vida. Sin embargo, a lo largo de los nueve meses, nuestro cuerpo habrá experimentado profundos cambios que muy probablemente nos hayan hecho perder nuestra figura, y entonces nos preguntamos ¿cómo recuperar la forma?

bebe

El ejercicio es una de las maneras más efectivas para volver a tener nuestro tan preciado cuerpo. Antes que nada, deberemos efectuar una visita a nuestro médico para que nos indique el momento en el que podemos empezar con las rutinas. Esto es importante ya que nuestro organismo debe tomarse un tiempo antes de poder realizar esfuerzos, por más leves que éstos sean.

El segundo punto importante es la determinación de la rutina, ya que, de acuerdo con cómo hayamos sobrellevado el embarazo, nuestro cuerpo estará más o menos preparado para la realización de ciertos entrenamientos. Por supuesto también debemos tomar en cuenta la frecuencia con que ejercitaremos.

Uno de los problemas que más preocupa a las mamás es la flaccidez  en el abdomen y las consecuencias del amamantamiento en los senos. Para contrarrestar estos efectos, lo ideal es el ejercicio localizado, que incluso se puede llevar a cabo en cómodas posiciones. Nunca debes dejar de usar soutiens, ya que eso aumentaría la flacidez.

Más allá de esto, hay algunas pautas o consejos generales para todas las madres recientes.

pilates-post-natal

En primer lugar es importante comenzar suavemente, sin esforzarnos demasiado. En este sentido, son muy recomendables las caminatas. Por el contrario, no es aconsejable correr, ya que esto daría más flaccidez a piernas, abdomen y busto. Luego, se puede seguir la actividad con ejercicios abdominales.

Cuando ya consigamos un ritmo adecuado, podremos aumentar –siempre según prescripción médica- la intensidad de las rutinas diarias.

Además, para obtener resultados deseados deberemos combinar el ejercicio cotidiano con una dieta balanceada. Aquí debemos prestar especial atención porque si estamos amamantando debemos hacer una dieta muy equilibrada y con más líquido que de costumbre, ya que eso estimula la buena producción de leche.

Además, el amamantamiento también contribuye naturalmente a bajar de peso. De hecho, está demostrado que las mamás que le dan pecho al bebé bajan de peso antes que las que alimentan a su hijo con biberón. Así, con constancia y voluntad, lograremos nuestro propósito de recuperar nuestra figura.

Fuente: MujeresconEstilo.com

Imágenes: MujerOk.com, GuiaFitness.com

Tags blogalaxia: Embarazo, Ejercicios, Nutrición.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados